sábado, 24 de marzo de 2018

Resolí



Os ponemos la receta de Resolí que es ahora en esta época del año, en Semana Santa, cuando más se hace y algunos de nuestros paisanos también lo hacen en Torrejoncillo.

Ingredientes:

Para 6 litros

-2 litros de cazalla
-1 y medio de café bien cargado
-2 y medio litros de líquido de cocción

Preparación:

El líquido se hace cociendo cortezas de naranjas que están secas.
Medio kilo de manzanas troceadas. 2 paquetes de canela en rama. 2 de clavo en rama. 6 paquetes de anís en grano a paquete por litro. Tila. Té si hay de dos clases mejor, esto tiene que cocer bien para que de color y sabor.
Azúcar para los 6 litros, 1 kilo y cuarto, esta hay que tostarla teniendo cuidado que no se queme, y en vez de echarle agua para disolverla se le hecha caldo de la cocción que se ha hecho, cuando se pruebe si no está bien se le puede poner anís en crudo sin tostar y darle vueltas.
Todo esto hay que colarlo varias veces en una manguilla del café.
La cazalla es lo último que se echa y entonces se le agrega para cada 6 litros medio de anís fuerte de la sierra, se deja sin envasar por lo menos 24 horas y se prueba y si está bien se envasa.

(Receta de Resolí de la confitería que fue de Felipe Soria Rubio y que estuvo situada en la calle Alfonso VIII de Cuenca)

Fuente: Comer en Cuenca (Florilegio de Manjares) por Raúl Torres.



El resolí es el licor más representativo de Cuenca. A pesar de que los conquenses lo toman durante todo el año, es muy típico beberlo durante la Semana Santa. Se trata de una bebida de origen árabe que nace de la costumbre de este pueblo de destilar productos naturales con el fin de fabricar licores. En España, durante la Guerra de Independencia, el rey José Bonaparte liberó la elaboración de licores, entre los que se encuentra el resolí, con medidas como la eliminación del impuesto sobre alcoholes o  la apertura en los horarios de las botillerías. De ahí su apodo de Pepe Botella.
Generalmente, para la fabricación del Resolí se necesita café molido, agua, canela en rama, corteza de limón, clavo y anís seco, aunque hay una gran variedad de recetas según quién se encargue de su elaboración. El resultado final es un licor de sabor intenso y diferente que se puede encontrar en una multitud de establecimientos en Cuenca y que cualquiera que visite la ciudad debería probar para culminar una comida o cena junto al postre.
Sin embargo, también es habitual que los conquenses elaboren sus propios resolís caseros. En familia o con amigos, ya es tradición que en las reuniones se acumulen varios porrones de este licor, para el que cada uno tiene su propia receta. Semana Santa es la época en la que tomar resolí es más usual. Especialmente, es muy frecuente que los turbos se reúnan el día de Jueves Santo y, que además de cocinar los platos más típicos de la fecha, fabriquen su propio resolí para aguantar mejor el frío y prepararse para las procesiones de la madrugada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario