Coves del Drach
Cuevas del Drach en Mallorca. Fuente: Cuevas del Drach
Las maravillas naturales no solo están en la superficie. Bajo tierra, a metros de profundidad, la naturaleza también nos ha regalado impresionantes creaciones como cuevas y grutas. Algunas de ellas ya fueron utilizadas por nuestros antepasados hace millones de años para refugiarse, o como necrópolis. Ellos son los responsables de haber llenado de arte algunas paredes rocosas.
Las pinturas rupestres nos permiten hacernos una idea de cómo era la vida en el Paleolítico. Dibujos de animales principalmente que, en algunos casos, su belleza se acaba fusionando con las creaciones naturales propias de la cueva. El agua, la temperatura y las propiedades del terreno subterráneo han creado auténticas obras compuestas de techos cubiertos de estalactitas, estalagmitas, columnas, etc.
España es un país que cuenta con un gran número de cuevas: la de Nerja en Málaga, Altamira en Cantabria, Valporquero en León, las cuevas del Drach en Mallorca… Aquí os dejamos una pequeña representación de aquellas que forman parte del patrimonio del país, o que sorprenden por su belleza.