lunes, 30 de octubre de 2017

Los puches





Hoy os vamos a poner la receta de los puches, ahora que se acerca el día de Todos los Santos y es típico en nuestro pueblo hacerlo en casa en compañía de la familia. Normalmente se comían por la noche y antiguamente con los que sobraban se echaban en las cerraduras de las puertas para así impedir que entraran las ánimas (esta tradición desaparecida en nuestro pueblo se sigue manteniendo en algunos municipios de Cuenca).
La palabra puches proviene del latín pultes (papilla de harina) que era un alimento habitual entre los romanos antes de que se generalizase la cocción del pan. Los puches tienen como ingrediente básico la harina.

Ingredientes:

-3 cucharadas soperas de harina
-3 cucharadas soperas colmadas de azúcar
-Un trozo de pan del día anterior
-Unos 100 ml de aceite de oliva
-Unos 250 ml de agua
-Canela

Preparación:

-Cortamos el pan en cuadraditos pequeños.
-Los freímos en una sartén con aceite de oliva y lo retiramos rápidamente para que no se nos queme.
-Quitamos un poco de aceite de la sartén y dejamos el equivalente a cuatro cucharadas.
-Después ponemos el azúcar y la harina y dejamos que se tueste a medio fuego mientras le damos vueltas.
-Cuando esté tostado y la harina haya perdido su sabor, echamos el agua templada y poco a poco vamos formando una masa, dándole vueltas hasta que se espese.
-Retiramos del fuego cuando empiece a hacer burbujas.

Se sirve caliente y podemos espolvorear un poco de canela y con el pan frito por encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario