lunes, 28 de mayo de 2012

Poesías a la Virgen de Urbanos parte 2

A la Virgen de Urbanos

Cuando llega el mes de Mayo,
en la ermita de la Soledad,
allí suben a la Virgen
para ir allí a rezar.

Rezando están todo el mes
y muy cerca allí la tienen,
¡qué pena que tengo yo
de no estar con esa gente!

En mi pensamiento estás
todos los días del año,
pero cuándo será el día
que esté en la fiesta de Urbanos.


Cuando te miro de cerca,
tus ojos se te iluminan,
es como si tú me hablaras
y a mí me llenas de vida.


Virgen de la Piedad,
flor de la divina aurora,
cuando sales de tu ermita
todo el pueblo se emociona.

Cuando vas en procesión,
las calles por las que pasas
esas calles las bendices.
con tu bonita mirada.

Y ya para terminar,
te hago yo mi reverencia
échame el agua bendita
que tú siempre me la echas.
  Ana Cano        


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario