lunes, 21 de mayo de 2012

Poesía torrejoncillera

TORREJONCILLO DEL REY


Torrejoncillo del Rey:                                                     
un pueblo de buena ley.

Para verte sin desmayo
quiero a tu puerta un caballo;

caballo de buena escuela
para la brida y la espuela,

que suba, altivo y ufano,
a tu soberbio altozano

por tus callejas estrechas
entre fachadas maltrechas

entre maltrechas fachadas
con escudo en las portadas

y viejas plazas desiertas
con bella traza de puertas;

merece versos gentiles
la puerta de los Abriles.

Una vez desde tu altura,
dominaré la llanura:

campo de pobres sembrados
con apriscos de ganados;

entre cañada y otero,
canta el agua del venero:

agua de tu serranía,
¡nunca mejor la bebía!

Veré las torres en ruina
que guardaban tus esquinas:

torres de Torrejoncillo,
torres de horca y de cuchillo

En la paz de tus hogares
oiré coplas y cantares

de las torrejoncilleras
que cosen tras las ventanas

mientras tus mozos viriles
-agrarios o pastoriles-

buscan su pan como antaño
tras la yunta o el rebaño:

gente devota y sencilla,
como el alma de Castilla.

Por tu historia y tradición
te llevo en el corazón.

Y te recuerdo con ley:
Torrejoncillo del Rey.


                      Autor: Ramón Lodares

No hay comentarios:

Publicar un comentario