miércoles, 9 de mayo de 2012

Alonso de Ojeda, un ilustre torrejoncillero


Alonso de Ojeda, también conocido como el Caballero de la Virgen, nació en Torrejoncillo del Rey en el año 1468, falleciendo a los 47 años de edad en Santo Domingo (República Dominicana, 1515). Fue navegante, gobernador y uno de los primeros conquistadores de las américas.
De familia hidalga y de pocos recursos, entra al servicio del duque de Medinaceli y recibe protección del obispo Juan Rodríguez de Fonseca. Gracias a éste se embarca junto a Cristobal Colón hacia la isla de La Española, en 1493, en su segundo viaje a las américas. Allí permanecerá 3 años, demostrando su valor y destreza.


Buscando a varios tripulantes extraviados, Alonso de Ojeda con 15 hombres a su servicio, descubren la región de Cibao, rica en minas de oro, dominada por el gran cacique Caonabó.  Colón parte enseguida hacia esas nuevas tierras, fundando allí el fuerte de Santo Tomás y nombrando a Ojeda alcalde.  Según la leyenda, es el propio Ojeda quien, ganando su confianza, captura al gran jefe Caonabó.     
De regreso a España, capituló con los Reyes Católicos un segundo viaje a las Indias occidentales; esta vez sin la custodia de Colón, pero asociado a Américo Vespucio y Juan de la Cosa, e inaugurando lo que se conocerá como  “viajes menores” o “viajes andaluces”.
La flota de Ojeda arriba en la desembocadura del Orinoco, reconociendo la costa comprendida entre isla Margarita y el cabo de la Vela. Recorre la península de Paraguaná y avista la isla de Curaçao.
En esta expedición descubre un golfo al que llama Venecia (posteriormente golfo de Venezuela), pues al adentrarse en el Lago Maracaibo, vio las construcciones de palafitos de los indígenas, y se le asemejaron a las construcciones de Venecia.

El segundo viaje a Venezuela fue un verdadero fracaso, al no descubrir nuevas tierras ni riquezas.  Además fue preso por  sus propios hombres y llevado a la isla de La Española, donde permaneció 2 años.

Tiempo después de su liberación, Alonso de Ojeda es nombrado gobernador de Nueva Andalucía por el rey Fernando el Católico. El nuevo gobernador llegó a la bahía Calamar, en la actual Cartagena de Indias, junto a sus hombres, pero fueron atacados y diezmados por los indígenas de Turbaco (Juan de la Cosa murió en estas escaramuzas).  Poco después toman la revancha uniéndose a Diego de Nicuesa, masacrando en su totalidad a los indígenas.

Alonso de Ojeda acabó sus últimos días en el Monasterio de San Francisco; siendo enterrado como última voluntad, bajo la puerta mayor del Monasterio y así ser pisado por todos los visitantes, por los errores cometidos en vida.




Fuente: cervantesvirtual.com/obra/el-caballero-de-la-virgen-alonso-de-ojeda-novela--0/

No hay comentarios:

Publicar un comentario